EL DIARIO DE ELAM

Resultado de imagen de imagenes de los rios mas caudalosos del mundo

Día 2: Con ilusión comenzamos el viaje que mi padre me había prometido. Lástima que llueve sin parar.

Día 3: Es divertido pues vamos toda la familia: mis mascotas, mis padres, tíos, abuelos y mi primo Cus.

Día 6: Llevo dos días sin escribir porque no encontraba mi diario que, por fin, ha aparecido a punto de ser engullido, entre las fauces de un cerdito. Sólo se ha comido la primera página con el día primero.

Día 7: Esto empieza a aburrirme y sigue lloviendo.

Día 8: Yo imaginaba que un crucero fluvial sería más divertido, pero entre el río crecido y la lluvia que no cesa, solo veo agua.

Día 9: El olor en la barcaza es insoportable y la gallina no me deja escribir. Mañana nos toca comérnosla, ha dicho mi abuelo.

Día 10: Al cerdito que le gustaba mi diario, hoy he notado que le faltaban las orejas y el rabito. Ya sé lo que comimos ayer y que me supo tan sabroso, pero me da pena.

Día 11: Ahora entiendo la insistencia de mi abuelo para traernos los animales de la granja.

Día 12: A menudo, mi abuelo nos habla del bien y del mal y de otras cosas, que ni mi primo Cus ni yo entendemos.

Día 13: No es fácil la convivencia ni siquiera entre familia. Para los animales tampoco.

Día 14: Los animales están alborotados y enfadados. El que más enfadado está es la cabra y el macho cabrío. Creo que ya sé de donde procede el término cabreo y cabrón.

Día 15: Por fin ha dejado de llover, mi padre y mis tíos Cam y Jafet, lo están celebrando con el escaso vino que quedaba.

Muchos años después:

He leído unas crónicas que me han resultado imprecisas y exageradas, pues hablan de un gran diluvio de cuarenta días y cuarenta noches de lluvias que anegaron la faz de la Tierra…

Yo sólo digo que mi abuelo Noé fue un poco exagerado en su narración, porque nuestro crucero fluvial fue de quince días y con crecida por la lluvia. ¡Ah! Sólo llevábamos unos cuantos animales de nuestra humilde granja.

Creo que la Historia magnifica y tergiversa muchos acontecimientos.

 

IsidroMoreno

Anuncios

DECISIÓN

 

Resultado de imagen de IMAGENES DE CURVA CON PRECIPICIO

Su horizonte de vida apenas alcanzaba los tres meses. No deseaba revelar a nadie el diagnóstico médico que acababa de recoger. El mundo se le venía encima pero decidió afrontar y solucionar todos los problemas de la mejor manera posible. No quería dejar en situación precaria a su familia.

Canceló deudas y asuntos pendientes, organizó sus documentos, comprobó la vigencia de su seguro de vida, observando que la indemnización por fallecimiento en accidente de tráfico, era tres veces mayor que por causa natural.

La mujer llamaba al móvil de su marido para informarle que acababa de recibir una notificación del hospital, comunicando un lamentable error en la información transmitida, debida a un involuntario cambio de expedientes entre pacientes del mismo nombre.

Conducía por la carretera elegida y acercándose a la curva, aceleró a fondo, aferrándose e inmovilizando el volante. Mientras el coche volaba en picado hacia el precipicio, su móvil sonaba insistentemente.

 

IsidroMoreno

(Dedicado a mi amigo Paco Reyes por su sugerencia)

EL CLAVO ES LA CLAVE (Primera Parte)

Resultado de imagen de imágenes de clavos

 

De cabeza prominente y cuerpo esbelto. Múltiples tamaños pero de frío aspecto.

¡Por los clavos de Cristo! ¡Qué clavada!

El disléxico le llama clavo al que no tiene pelo o que sufre clavicie. Haciendo un clavo, dijo un disléxico mostrando su culo a pantalón bajado. Es especial  especia, pues yo le echaré a la pava, azúcar, canela y clavo.

Cuando aciertas, lo clavas y si mucho te cobran, es una clavada. Es de clavo cuando se ha añadido de más o subterfugiamente. Un clavo quita a otro clavo, dice el refrán.

¡Pablo clavó un clavito! ¿Qué clavo clavó Pablito? dice el trabalenguas.

Clavo abrasado, superviviente al fuego de muebles de un siglo pasado. Clavo centenario, arrancado, oxidado, quemado, fatigado… Así es el clavo: valorado, rebuscado, recogido, repesado, vendido, subastado, comprado, fundido y renovado. Clavo recuperado, testigo mudo, bien hallado.

-Confío en haber clavado la presentación.

Es el clavo primo hermano del denostado tornillo que, por muchos años que pasen, siempre mantiene el infantil diminutivo. ¿Es quizás el Peter Pan de la familia Metálica? ¿Es un perdido?  ¿Es un acomplejado por no poder vivir sin su amada tuerca?

No se pierdan el próximo capítulo dedicado al “Tornillo perdido o faltante”

 

IsidroMoreno

(Texto de 200 palabras)

EN PAREJA 2

Ella era abierta de espíritu y siempre dispuesta para acoplarse a nuevas situaciones.

Él, además de versátil, presentaba un espigado y varonil aspecto. Ambos habían sido premiados con una cita a ciegas en una lujosa fiesta

Al verse, se presentaron:

—Hola, soy Cristal, Bic Cristal

—Hola, soy Metal, Sacapuntas de Metal.

En ese momento comprendieron su incompatibilidad de caracteres y dieron por concluida su cita.

Avanzada la noche, ambos se volvieron a encontrar. Bic intentaba ligar con una goma de tinta-lápiz una tal Milán y Sacapuntas Metal se enrollaba con un apuesto lapicero alemán al que llamaba cariñosamente, Faber-Castell.

 

 

IsidroMoreno

(Texto de 100 palabras)