SATÉN PLATÓNICO

 

Resultado de imagen de imagenes de interior de boutique

SATÉN PLATÓNICO

En la fila de caja, hacía cálculos para ser atendido por ella y no otra. No le importaba esperar todo el tiempo del mundo mientras pudiera verla y oirla, sin embargo, se sentía ruborizado por ser el único varón en esa boutique de ropa íntima de mujer,

Hoy le rozó la mano, cruzaron cuatro frases y una mirada fugaz. Estaba feliz.

Mañana, la compra, junto con otras prendas femeninas sin estrenar, las llevaría anónimamente  a la parroquia, pues no tenía pareja a quien regalar.

 

IsidroMoreno

DESEO DE CUMPLEAÑOS

 

Resultado de imagen de imagenes de abuelos y nietos para colorear

DESEO DE CUMPLEAÑOS

Con rigor científico narraba a su abuelo, múltiples historias, episodios de la guerra y anécdotas que el mismo anciano, le había venido contando desde que David era niño.

Esta cita diaria fue el deseo expreso del abuelo en un cumpleaños, cuando aún era conocedor y temeroso de sus progresivos olvidos.

 

IsidroMoreno

(Texto de 50 palabras)

FIESTA EN EL PUEBLO

Resultado de imagen de imagenes de laza fiesta de harina

FIESTA EN EL PUEBLO

Para acabar con la agónica crisis del pueblo, la corporación municipal organizó una magna fiesta que atraería a miles de turistas de todos los lugares y que sería un fiel exponente de la fiesta nacional.

Tras mucho trabajo y sesos devanados, llegó el anhelado día festivo y a las ocho de la mañana, con la apertura de corrales, comenzó la fiesta con la salida de toros y cabestros.

La multitud de vecinos y foráneos corrían por la calle principal, desde cuyas ventanas y balcones, otros parroquianos lanzaban miles de tomates a corredores y animales, hasta que éstos llegaban a la determinada “zona de megabotellón” con jóvenes, bebidas por los suelos, coches con maleteros abiertos y animado por cientos de hombres y mujeres que con sus baquetas, tambores y redobles, protagonizaban una tamborrada cuyos decibelios era preferible ignorar.

Los valientes participantes de la fiesta que aún se mantenían en pie entre los astados, con las vestimentas rojas por los tomatazos e intentando beber en botellón bajo un ruido infernal, en el siguiente tramo o etapa, se tuvieron que defender de una gran nube de harina que desde los balcones caía inmisericorde, dificultando la visibilidad y la respiración, momento que aprovechaban para una emboscada las hordas de guerreros medievales, ataviados con relucientes y abollados cascos, escudos, espadas y lanzas romas que, junto con los caballos, levantaban otra nube, ahora de polvo.

Llegó a la población un nuevo viajero con atuendo de trovador y laúd en mano. Acercándose a la calle principal, escuchó un ruido de tambores, vio una emergente nube de desconocido origen, percibió extraños olores, esquivó un tomate perdido y girando ciento ochenta grados, se volvió por donde había venido.

Al día siguiente, periódicos y otros medios de comunicación, hicieron eco de la fiesta, de la juerga y del caos acontecido en aquella población, así como el recuento de heridos, infartos y otras  asistencias médicas.

A pesar de todo, muchos ediles nacionales y foráneos tomaron nota.

 

IsidroMoreno

¿UNA HERMOSA AMISTAD?

Resultado de imagen de imagenes de puentes de piedra

¿UNA HERMOSA AMISTAD?

Sentados a dos metros de distancia, al borde del pretil del puente y con los pies colgando, el policía experto en negociaciones, trataba de ganarse la amistad de la joven, que mantenía la mirada perdida en el riachuelo, muchos metros abajo.

Él sabía que era cuestión de tiempo y paciencia, sin atosigamientos policiales ni acumulaciones de gente.

A una distancia prudencial, el comisario jefe observaba la escena tras sus  prismáticos, esperando que la capacidad de disuasión de su compañero, diera fin a la larga y angustiosa espera. Otro policía, en tono hilarante, repetía la conocida frase de Casablanca “Presiento que este es el comienzo de una hermosa amistad”

Ahora, policía y suicida, parecían reir distendidamente mientras se mostraban vídeos en sus móviles. Tras unos momentos de charla, aún sobre el pretil, ambos acercaron sus cuerpos, se dieron la mano, se miraron fijamente a los ojos, se besaron de forma  fugaz, desataron sus manos y miraron al abismo. Después, un ligero impulso y su cuerpo cayó al vacío.

Sólo una mano crispada que apenas rozó la ropa, pretendió sujetar el cuerpo de aquel policía que le intentó salvar la vida. Hasta hoy, sólo él supo por qué quiso arrojar su vida al abismo.

En la pantalla del teléfono móvil del policía, Humphrey Bogart y el capitán Louis Renault se alejaban bajo la niebla del aeropuerto de Casablanca.

IsidroMoreno 

COOKIES

Resultado de imagen de imagenes de el grito de munch

COOKIES

Odiaba el mensaje de “Utilización de cookies” y nuevamente sintió un escalofrío por la espalda recordando que con ese nombrecito, denominaba familiarmente a ese repulsivo insecto al que temía más que a la más terrorífica fiera.

Un cosquilleo por la pierna, seguido de otro por la espalda y un pequeño mordisco en la otra pierna, le hicieron levantarse de la silla.

Desde la puerta de aquella cabaña rural, una alfombra negra, como de espeso líquido, avanzaba hacia ella, desparramándose por el suelo de la estancia y comenzaba a invadir las paredes.

Sacudidas histéricas por todo su cuerpo parae quitarse de encima decenas de cucarachas. Era inútil, había miles. Voces insultos intentando ahuyentarlas. Era inútil, no lo entendían. Gritos histéricos pidiendo socorro. Era inútil, estaba sola.

Ella pretendía llegar hasta la puerta, sólo serían unos metros, pero el asco, el terror y los mordiscos, le bloqueaban y cada paso dado se acompañaba del repugnante sonido de cucarachas reventadas bajo sus chanclas “chok, chek”, más el consiguiente  viscoso residuo de vomitivos intestinos estallando entre suela y suelo.

Tres meses después, salía de prisión el desconsolado novio acusado de presunto asesinato y desaparición de su pareja, pues el cadáver descompuesto encontrado en una escondida casa rural, fue por fin identificado tras la autopsia y analíticas con el resultado de muerte por fallo cardíaco.

Una periodista con grabadora en mano, a las puertas de la prisión,  entrevistaba al recién liberado, pero un inoportuno vahído de la reportera, le impidió finalizar la entrevista.

Al llegar a la redacción, sin su grabadora y aún no repuesta totalmente, sólo recordaba el rostro de aquel hombre, por cuyo oído derecho, asomaban las negras antenas de una cucaracha.

(…Continuará)

IsidroMoreno

 

ÚNICO INTENTO

 

ÚNICO INTENTO

Se vio sorprendida ante los ojos del escualo. Sabía que su velocidad nadando era infinitamente menor a la de aquel tiburón.

Sirviéndose de sus habilidades en natación sincronizada, comenzó a realizar gráciles piruetas y estilosos movimientos de danza, propios de esa disciplina olímpica que tantos éxitos le habían reportado.

El depredador parecía hipnotizado por tan extraño objeto movedizo y tras una vuelta en derredor de su presa, quizá buscando la posible trampa de pesca, se dirigió disciplente hacia la ingenua bailarina que, antes de ser engullida, comprendió y comprobó que no todo el mundo es seguidor de los juegos olímpicos.

 

IsidroMoreno

(Texto de 100 palabras)