MIEDO

¿MIEDO?

El anciano no lo sentía, así que fue valiente y…dio un paso hacia adelante sabiendo que estaba al borde del precipicio.

Al joven, el miedo le encendía la cobardía que le impedía seguir luchando y… dio un paso hacia adelante sabiendo que estaba al borde del precipicio.

En miedo fue encontrado en el fondo del precipicio, mirando al cielo con mueca y sonrisas mefistofélicas sabiéndose ganador. Asidos a ambos brazos, yacían sendos seres… uno fue un valiente y el otro un cobarde.

IsidroMoreno

Anuncios

LA CRISIS. ¿LUZ AL FIN?

LA CRISIS.  ¿LUZ AL FIN?

Por fin luz al final del túnel. Por fin alegría.

No más desorientación. No más oscuridad.

Se acerca la esperanza.  Se acerca la luz.

Ya la luz frontal. Ya el tren de frente.

Es un Talgo

¡Es el fin!

IsidroMoreno

(Publicada el 14-07-2014 en el periódico digital “ElNaviero.com”)

 

LA PLAYA

LA PLAYA

Las olas se acercan peligrosamente. Para ponerme a salvo escalo dificultosamente por una superficie húmeda, escurridiza. Por fin estoy en lo alto de una extensa  meseta  del color de la arena del desierto.  Sólo ondulaciones del terreno. A lo lejos atisbo un oasis de selva negra.  ¿Será un espejismo?  Avanzo. El terreno es blando pero no arenoso.

Sigo caminando y dejo a un lado la selva negra que no es espejismo, pero  me provoca desconfianza aquella vegetación negra que como juncos, se mecen levemente al son del viento.

En el horizonte dos enormes montañas gemelas apuntan al cielo. Deberé sortearlas por el canal  interno que forman sus suaves valles.

Sol, sudor,  cansancio…  estoy  confundido. Me pregunto dónde me encuentro y por qué. Yo estaba en mi laboratorio, experimentando  minimizaciones y reducción de objetos. ¿Qué bebí?

Ante mí otra nueva montaña vertical con forma de cuello y  barbilla… De repente todo me resulta familiar. Súbitamente, desde lo alto surge una mano gigantesca que sin piedad  golpea mi diminuto cuerpo y me lanza lejos…  lejos de su cuello, de sus senos, de su vello… Nuevamente estoy sobre la arena.

Las olas se acercan peligrosamente. Para ponerme a salvo escalo dificultosamente por una superficie húmeda, escurridiza…

 

IsidroMoreno