COMO AYER

Ante el espejo, se despoja lentamente de su ropa. Espero mientras me acaricio ahogando mis jadeos.

Cuando ella acaba de desnudarse, baja su persiana. Enojado, tiro los prismáticos,   me subo la cremallera y acudo, como ayer, a calmar este fuego con la frialdad de mi fiel compañera.

Sin preliminares la penetro. Primero embestidas, luego, besos y mordiscos incrementan el clímax, pero un inesperado “pssssss” hace que todo se desinfle.    

Molina & Moreno

Este es un “despojo” de los relatos propuestos para la jornada 13 de LEMCA-2020 (Liga de escritores de microrrelatos por Comunidades Autónomas) organizado por ENTC.

Las restricciones: Tema erótico. Relato de 69 palabras justas. Tres palabras acabadas en “ERO”.

Está escrito “conjuntamente” por mi compañero de equipo de Castilla La Mancha, Miguel Ángel Molina y un servidor.

Finalmente presentamos otro más interesante que este.

IsidroMoreno

RAREZAS

Entre todos los familiares, amigos y vecinos es reconocida la belleza de mi novia, pero también algunos conocen su timidez y otras rarezas.

El pasado miércoles me solicitaron muy encarecidamente una foto de ambos. Ante la amabilidad e insistencia, no tuve más remedio que acceder y prometer que se la remitiría lo antes posible. 

Entre las rarezas de mi novia está la del odio a las fotos. He intentado convencerla, pillarla desprevenida, chantajearla con un regalo, todo e incluso decirle que era para la página del “Bic naranja. Viernes creativos” y que serviría de inspiración a un grupo muy simpático de escritores de microrrelatos.

Parecía que con esto le había convencido, pero al verme preparado para el selfi, quiso salir huyendo. Y esta es la foto que les puedo enviar, señores. Espero que les sirva de algo, si no es así, lo entenderé.

IsidroMoreno

SOSPECHA

Ayer, en la esquina de un cajón de mi marido, encontré por casualidad una extraña llave. Parecía de una puerta blindada y, desde luego, de nuestro piso no es. Mis celos, acentuados en los últimos meses, me hacen sospechar.

Durante su ausencia, he probado con cautela en las puertas de dos vecinitas solteras. En ninguna cerradura entra.

Aun así, muy ofuscada le comento mis sospechas. Se pone nervioso, creo que intenta disimular. Le muestro la llave y a continuación, con rabia, la arrojo por la ventana.

Son las tres de la madrugada y aquí seguimos, tirados, buscando en la alcantarilla la llave de la caja fuerte de su oficina.

IsidroMoreno

DESTERRADA

El enfado de las cuatro letras vocales era mayúsculo. Para el elegante concurso anual, «Letra Mayúscula», los promotores optaron por llevarse, para lanzar al estrellato, a la hermana del centro, “La Palo”, “La del Punto”.

—Los autores de relatos hablarán sólo de ella, relegándonos a nosotras al cruel abandono —pensaban y se quejaban tanto la mayor “A”, como la sorda “E”, la asombrada “O” y la asustada “U”.

Muy enojadas y a modo de venganza, las cuatro vocales han hecho desaparecer del teclado del ordenador la tan reprobada letra “cabeza de punto” y, además, me han propuesto hacer un relato corto narrando su enojo y, naturalmente, excluyendo a su hermana desertora, cuyo nombre no desean recordar.

Tal y como se puede comprobar es lo que he hecho. Lo malo es que cada una de ellas ahora me llama, Sdro Moreno.

IsidroMoreno  

LA ÚLTIMA PELÍCULA

El perfume de mi madre. El olor a pis en la clase de los parvulitos; la cegadora luz de verano en los campos amarillos de trigo. Las felices vacaciones escolares; siestas obligadas, largos días de juegos en la calle; las bicicletas. Mi piel trigueña bañada en el río. El primer amor; el instituto; larga vida por delante; las aulas de la facultad; el mundo se nos quedaba pequeño; otro amor y el futuro aún parecía muy lejano. Boda, trabajo, familia, nostalgia de juventud; penas y alegrías; hijos, nietos; nostalgia de vida. Despedidas de unos, adioses a otros. Dolor, pérdida, nostalgia por todo. Soledad.

Todavía, las últimas luces del atardecer traspasan la ventana y alcanzan mi lecho. Alguien que no conozco, con bata de plástico, gorro y mascarilla, me toma la mano. Una luz blanca y deslumbrante se me aproxima, voy hacia ella.

Silencio. FIN.

IsidroMoreno