ÉL O YO


ÉL O YO

Noté su presencia. Otra noche más me visitaba. Lo podía oír y sabía que venía por mí. Dormía desnuda, sólo cubierta por una sábana. Mi estado de nervios me impedía moverme y ni siquiera abrir los ojos podía.

No era pánico sino desesperación. Juré que esa noche sería la última. ¡Él o yo!

Esperé a tenerlo cerca y cuando noté su asqueroso cuerpecillo junto a mi cara, me asesté un fuerte puñetazo en el pómulo que me arrancó un grito de dolor.

Me fui al baño y en el espejo observé mi  magullado pómulo enrojecido y al cabrón del mosquito tigre, desmembrado y despachurrado contra mi piel.

No narro esta historia para concurso ni premio literario alguno, únicamente lo hago para compartir con el lector, el placer de una ¡anhelada venganza!

IsidroMoreno

Anuncios

HOY POR MÍ, MAÑANA…

HOY POR MÍ, MAÑANA…

Eran diarias las violentas manifestaciones callejeras, en protesta por la situación desesperante del empobrecido país.

Hoy, a diferencia de ayer, estaba frente a los agresivos manifestantes.

Uniformada y constituyendo el cordón policial antidisturbios, no pudo, sin embargo, detener unas lágrimas que le desdibujaban el maquillaje de ojos y amenazaban continuidad.

 

IsidroMoreno

(Texto de 50 palabras)

LECTURA FORTUITA

 

LECTURA FORTUITA

Vio su nombre escrito en una larga lista y una cadena de recuerdos y deducciones le abordaron.

Seis años hacía desde que atrás quedara su Irlanda, su casa y  Laurence. Aún recordaba su llegada y los contradictorios sentimientos ante la estatua de la libertad pues, tras cuatro semanas de viaje con cientos de inmigrantes hacinados en un viejo trasatlántico, la esperanza, alegrías, penas  y el temor a lo desconocido, formaban un cóctel de extraño e imborrable sabor.

Victoria Evans había superado casi todo, excepto el silencio de su prometido  que, hacía seis años, en la única carta recibida desde Belfast, le expresaba sus deseos de reunirse con ella en pocos meses, declarándole una vez más su amor y sus ganas de, por fin, reunir el dinero para tan largo viaje.

Nunca más  supo de Laurence, hasta ese día ojeando un libro, que se iniciaba con la trágica lista de las personas fallecidas en el hundimiento del Titanic.

Tras algunos nombres figuraban breves referencias de identidad. De Laurence O’Sullivan, únicamente se indicaba que colgaba de su cuello, un corazón de plata con una inscripción:   L.O.V.E.

Sólo ella sabía que esa inscripción correspondía a las iniciales de Laurence O’Sullivan y Victoria Evans.

 

IsidroMoreno

(Texto de 200 palabras)

IMÁGENES DE AYER

 

IMÁGENES DE AYER  (El hallazgo del milenio)

-Introducción-

Una empresa londinense de ingeniería informática, ha construido un programa y soporte informático con el que poder rescatar y almacenar las imágenes de los satélites espaciales que circunvalan nuestro planeta desde finales de los 50.

Se trata de un anhelado logro de la ciencia y la tecnología, pues supone acceder a imágenes del pasado que muchos científicos incrédulos consideraban irrecuperables dado que las imágenes obtenidas por estas cámaras cenitales, no estaban previstas para su almacenamiento, pero la citada empresa londinense, que desea conservar su anonimato,  tras varios años de insistentes estudios y pruebas, han conseguido rescatar las imágenes que en directo captaban y continúan captando, cientos de  cámaras instaladas en los cielos de nuestro ajetreado planeta.

Como es sabido, las imágenes detectadas por un satélite, alcanzan tal precisión que incluso se pueden leer los titulares de un periódico que un transeúnte pueda estar leyendo en ese momento.

El tan revolucionario descubrimiento ha suscitado no pocas voces de alarma y de llamada a la precaución, dado que imágenes mundiales de seis décadas, pueden aportar una gran base de datos e información que evidentemente pueden vulnerar, no sólo la tan consabida intimidad de las personas, sino que a modo de viajero al pasado, permitiría conocer muchos enigmas, resolver infinidad de acciones tratadas por la leyes y en fin… miles de casos y cosas que nuestra imaginación apenas podría alcanzar.

Ante semejante avalancha de información y consecuencias de la misma, se han establecido por el momento una comisión de jueces y legisladores para tratar de encauzar y posiblemente poner límites a la información y otra comisión de representante de los servicios secretos de cientos de países.

A pesar del secreto en que se vienen llevando en los últimos meses estas investigaciones y la propia información, se han producido diversas filtraciones que han destapado el hallazgo, pero que con total reserva por parte de todos los países, se intenta mantener el mayor de los silencios.

Seguiremos informando.

AbogadoDelDiablo

 

IsidroMoreno

ADAGIO

Me tenía atrapado en sus manos. Mis alas estaban inmovilizadas entre sus dedos. El corazón me latía desbocado, como queriendo escapar por mi pico tembloroso.

Angustiado, miré al cielo y vi un centenar de mis congéneres volando. Recordé el maldito refrán y comprendí que era el fin de mi libertad.

 

 

IsidroMoreno

(Texto de 50 palabras)