COGE LA FLOR DEL DÍA

 

Resultado de imagen de imágenes del mar a través de una ventana

Era el último día de sus vacaciones y le obsesionaba el paso del tiempo. A cada minuto miraba el reloj que no sólo andaba sino que corría, volaba y huía.

No bajó a la playa, no vio a sus amigos, permaneció sentado frente a la ventana observando el mar, el cielo y su reloj. Quería echar el ancla en ese día, apurar las últimas gotas del momento, pero sentía con angustia que el tiempo se le escapaba como la arena o el agua entre los dedos.

No soportaba los cambios y sabía que al día siguiente, se incorporaría a la unidad de cuidados paliativos del Hospital General, donde desde hacía años trabajaba como enfermero, sin embargo, desde ese día, lo haría como paciente interno y sin fecha de alta.

IsidroMoreno

 

Anuncios