SUEÑO IMPOSIBLE

 

Lo intentábamos;

luchábamos por nuestro amor;

anhelábamos que nuestro sentimiento fuera imperdible e invencible.

Como Eva, mordimos la manzana.

Como Adán, buscamos nuestra media naranja.

Como es frecuente, nuestro amor fue un sueño imposible.

 

.

IsidroMoreno

 

(Imagen: Internet)

Anuncios