PÉRDIDAS INACEPTABLES

 

Imagen relacionada

Los sábados busca por el barrio a algún amigo de la juventud perdida.

Todos los domingos lleva flores a la residencia donde su madre vivió sus últimos días.

Los lunes telefonea a su difunto padre.

Los martes, al atardecer, pasea junto al álamo donde se juró amor eterno con su expareja.

Los miércoles escribe y envía una crónica a su periódico que quebró el pasado año.

Los jueves abre su ordenador para leer que el e-mail le vomita la crónica que envió el día anterior.

El viernes era su día feliz hasta que su psiquiatra le adjudicó la cita semanal.

IsidroMoreno

Anuncios